Tras la modificación del Reglamento de Circulación aprobado en el Consejo de Ministros, se instauró en todo el tramo urbano, incluyendo las arterias más importantes de la ciudad, la limitación de 30 km/hora.

Fue la petición del Grupo Popular Municipal lo que hizo posible reconsiderar, en algunos puntos, esta limitación.

Para ello se creó una Comisión Informativa especializada en la que se determinó la pertinencia de la propuesta, previo asesoramiento de la Jefatura de la Policía Local, ante el malestar generado y por el bienestar de los ciudadanos.

Este acuerdo se ha materializado por la Brigada Municipal de Obras, con la sustitución de las señales limitativas de velocidad respecto de los tramos acordados, con la ampliación de la velocidad de 30 a 50 km/hora.

Grupo de Concejales del Partido Popular.