Balance del último año de gestión en el Ayuntamiento de Astorga.

Ángel Blanco, Secretario de la Junta Local del Partido Popular en Astorga.

Ha sido la peor gestión municipal de los últimos años, está siendo pésima para los intereses de los astorganos.
Asistimos días atrás, a una “rendición de cuentas” (promesas y más promesas), por parte del alcalde, en la que según sus palabras: “no ha llegado el momento de dar cuenta, con carácter retroactivo, en las múltiples facetas municipales, de la gestión realizada en los tres años y medio precedentes, con sus peculiares circunstancias, sino de dar a conocer, sucintamente, qué gestión tenemos ahora, “entre manos”, que sacar adelante. Razón tiene en que no es momento de dar cuenta, no lo encontrará, no se atreve a ponerse delante de los astorganos y relatar en qué ha consistido su labor al frente del gobierno municipal, sino para relatar la incontable retahíla de despropósitos a los que hemos tenido que asistir. No hizo falta pandemia para ver a las claras cual era la capacidad del gobierno socialista y comunista al frente de nuestro ayuntamiento.

Sigue Perandones su relato, afirma: “El gobierno municipal se constituyó, para alcanzar la mayoría absoluta, con capacidad de gobierno, entre los grupos socialista e Izquierda Unida, pacto que duró hasta tiempos recientes, por tanto lo que la alcaldía entiende como fructífera labor desarrollada corresponde a los ediles de ambos partidos; afortunadamente, nuestro grupo, que gobierna ahora en solitario, ha seguido contando con el apoyo y confianza de estos compañeros, de suerte que no se ha paralizado la gestión de importantes proyectos compartidos, ni la gobernabilidad de la ciudad», señala el regidor. ¡Qué cara tiene este personaje! El gobierno municipal se constituyó a cambio de unos suculentos emolumentos al portavoz comunista, a razón de 14 pagas anuales de 2.700 euros al mes. Recordar es nuestro deber y lo hacemos dejando claro que el Sr. Perandones no ganó las elecciones municipales, sino que lo hizo el Partido Popular, y no le dolieron prendas para lograr la alcaldía, asalariar a cuenta de los astorganos al que hasta entonces había sido adalid de la nueva política, el que iba a cortar la hiedra de la corrupción, al igual que Sánchez con Iglesias, Perandones se abrazó a Jañez hasta que en el mes de junio pasado en un paripé rompieron el pacto, asediado el comunista por el incidente de la cuesta del Kavafis y Perandones no pudiendo defender más este episodio vergonzoso.

Poniendo el foco en el año recién finalizado, podemos empezar hablando de este episodio citado, podemos decir que empezó de una manera que no se había vivido nunca en esta ciudad, el alcalde tapando y encubriendo la actuación bochornosa del teniente de alcalde, que después de protagonizar un accidente contra el mobiliario urbano de la ciudad se dio a la fuga, dando posteriormente positivo en el control de alcoholemia, unos hechos, que pese a la intención del alcalde, de encubrirlo y taparlo, la colaboración ciudadana permitió que al día de hoy estos hechos se estén investigando en los juzgados.

A partir de ahí, un año lleno de desidia y dejadez, concejales que dan día sí y día también muestras de incompetencia, cuando no de desidia, abandono absoluto de los barrios, de las instalaciones deportivas, los parques, las calles y aceras, con las multitud de pintadas en las fachadas y en el mobiliario urbano, multitud de casas en ruinas, y así un largo etc.
Año 2022 marcado por la ruptura del acuerdo de gobierno, los comunistas rompen el pacto por el que pusieron a Perandones de alcalde, a pesar de haber perdido las elecciones, a cambio de los mejores sueldos de la historia municipal. Se fueron los concejales de IU acusando al alcalde de “Dictador” y “Mentiroso”, lo han dicho sus excompañeros, aunque son palabras en las que coincidimos.
Llevamos una legislatura de mentiras, en la que se niega a la oposición documentación necesaria para poder fiscalizar la labor que ha estado realizando este equipo de gobierno en los años anteriores. La transparencia en la página web municipal no ha existido en toda la legislatura, pese a lo que alardeaban los comunistas en la pasada legislatura.
Así nos encontramos con multas que no han sido tramitadas, subvenciones perdidas, malgastar el dinero público en caprichos que no sirven y muchas inversiones realizadas por el equipo de gobierno que no generan actividad económica alguna para la ciudad.

Entre los logros que Perandones no ha citado, pero que nosotros si lo haremos para que los astorganos lo valoren tenemos:
• La anterior corporación de la Diputación dejó adjudicada la obra del parque de bomberos comarcal de Celada, desde hace meses se encuentra abandonado después de casi 4 años seguimos sin parque de bomberos, que ha hecho el Sr. Perandones durante esta legislatura, CALLARSE COMO UNA PUERTA.
• La estación de ferrocarril de nuestra ciudad, además del estado de abandono general que presenta, sigue sin contar con personal de Renfe, ni de Adif y con muchas frecuencias eliminadas, hace unos días se ha recuperado la que unía con Madrid, esperemos no sea solo flor de un día, hasta que pasen las elecciones.
• La estación de autobuses, después de una apuesta importante de la Junta de Castilla y León en su renovación, nos encontramos ante la pérdida también de frecuencias nacionales que no se han recuperado y un horario de apertura muy reducido.
• Las travesías de la N-VI y de la N-120 a su paso por el término de Astorga de las que es titular el ayuntamiento, llenas de baches.
• El polígono industrial abandonado a su suerte, renunciando toda la oposición y los empresarios a su gestión, por incumplimiento de las promesas realizadas por parte del equipo de gobierno.
• Cero proyectos de crecimiento empresarial y desarrollo económico para la ciudad, con una caída de entre un 30- 40 % de actividad económica, con multitud de locales vacíos, es la ciudad de su tamaño que menos a ayudado a su sector comercial a hacer frente a la crisis que hemos vivido y vivimos en la actualidad.
• En 3 años y medio no han sido capaces de sacar adelante el PGOU de la ciudad por vagos e ineficaces .Es una autentica dejadez.
• Estas navidades no ha habido actividades culturales de renombre en la ciudad, como han hecho otros ayuntamientos limítrofes, no se ha sabido aprovechar el tirón que supuso que la empresa de dulces anunciara la ciudad hace 2 años. Mas desidia y abandono e incapacidad.
• En los últimos 4 años el padrón municipal se ha reducido en 500 habitantes, hemos sido la ciudad de tamaño medio que más vecinos ha perdido, vamos abocados a bajar de los 10000 habitantes.
• Un año de funcionamiento de la tan bendecida ECOASTURICA, empresa de gestión de las basuras, proyecto estrella del teniente alcalde saliente, y que está suponiendo para el ayuntamiento una ruina económica y de gestión, 3 millones de euros para ponerla en funcionamiento y una gestión más que deficiente, adía de hoy siguen los mismos contenedores, los mismos camiones…..
Con casi todo el dinero que han dado las administraciones públicas a la ciudad , pues nos corresponden, han sido invertidos en proyectos personales de nuestro alcalde, y que nada que tienen que ver muchos de ellos con lo que la ciudad necesita y ahí tenemos los ejemplos claros de la casa Panero, con casi 3 millones de euros invertidos, o la famosa harinera en un estado de ruina y conservación muy lamentables y que nos ha costado más de 1.200.000 € y que hay que invertir todavía más de 4 millones de euros, o edificios de servicios sociales sin competencias municipales, y mientras tanto, por ejemplo, nuestros niños no tienen una ludoteca en condiciones adecuadas, con caminos aledaños a nuestra ciudad llenos de baches que durante estos tres años y medio no han sido arreglados, con una señalización turística guardada en los almacenes municipales y que no ha sido colocada en su sitio,… son solo unos pocos de los ejemplos y que a lo largo de estas próximas semanas iremos recorriendo a pie para mostrárselos a los ciudadanos de como está la ciudad de abandonada.
Inversiones personalistas, falta visión de futuro, ahora se caen del guindo padeciendo una situación de gasto en electricidad y mantenimiento de los edificios municipales, que empieza a ser inasumible, que empieza a hogar la economía municipal, nada han hecho en estos años por mejorar la eficiencia y cumplir con la ley de contratos.

Quedan 4 meses para el fin de la legislatura y ahora cual mal estudiante viene a anunciar multitud de logros y proyectos para la ciudad, tres años y medio sumida en el más absoluto de los abandonos, de la gestión marcada por la dejadez, quiere que los astorganos nos creamos sus palabras.
Por mucho que los voceros intenten ocultar la verdad, ésta siempre sale a la luz y nuestros compañeros concejales están haciendo una labor magnífica de oposición mostrando la realidad de lo que ocurre.

Astorga en diciembre del 2022 tiene 500 habitantes menos que tenía al inicio de esta legislatura. Y un 30% menos de actividad económica, esa es la realizad y ese es el resumen de los logros de este alcalde.

No hay proyecto.

La ciudad necesita crecer económicamente, y para ello es necesario un cambio político.

Junta Local del Partido Popular en Astorga.